A buenas horas mangas verdes

El origen de la frase proviene de un ejército formado en el año 1476 durante el mandato de los Reyes Católicos. El ejército de los mangas verdes fue
constituido para prestar auxilio en cualquier tipo de emergencias. Sus miembros vestían un uniforme con coleto —vestidura de piel que cubre el cuerpo hasta la cintura— y mangas de color verde.

Relatan los cronistas de los siglos XVI y XVII que este ejército se ganó a pulso la fama de impuntualidad. Generalmente, cuando llegaban al lugar requerido para prestar el auxilio ya se habían cometido los desperfectos y siniestros. Y a veces tardaban tanto que los vecinos del pueblo habían resuelto el problema. De ahí que cuando se personaban en el lugar de los hechos, la gente les reprochaba diciendo: “¡A buenas horas, mangas verdes!”. (fuente: http://erasmusv.wordpress.com)

Share Button

Deja un comentario

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Entradas recientes
Síguenos en facebook
Síguenos en Twitter