¡Apaga y vámonos!

Apaga y VámonosEsta expresión no se sabe ciertamente si procede de un hecho real o bien de un cuento andaluz, pero tiene su origen en una conseja que la sitúa en el pueblo de Pitres. Hace siglos, dos clérigos de este municipio granadino, aspirantes a una plaza de capellán, hicieron una apuesta a ver cuál de ellos celebraba la Santa Misa en menos tiempo.

Tras concluir los preparativos para el desafío religioso y mientras se aproximaban al altar, uno de los curas en lugar de “Introibo ad altarem Dei” introducción que significa (Entraré al Altar de Dios), inició la misa diciendo: “Ite, Missa est“, fórmula litúrgica que precedía a la bendición final y que sería como el actual “Podéis ir en paz“. El otro, impasible y ansioso de ganar la apuesta, se giró hacia el monaguillo que sujetaba la vela y exclamó: “¡apaga y vámonos!“, que ya está la misa dicha”.

Por supuesto ganó el segundo.

Share Button

Un comentario para “¡Apaga y vámonos!”

Deja un comentario

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Entradas recientes
Síguenos en facebook
Síguenos en Twitter