Viejo verde

Viejo verdeHoy en día, la expresión “viejo verde” tiene una connotación totalmente negativa, asociada a la lujuria, lascivia u obscenidad que presenta una persona de edad avanzada.

Pero esto no siempre fue así, ser un viejo verde, allá por el siglo XVI, era muy satisfactorio pues con ello se quería decir de una persona que conservaba su vigor, lozanía, juventud o vitalidad.

Incluso a los hombres maduros de pelo canoso se les comparaba con las cebollas, hortalizas de la familia de las liliáceas, que se caracterizan por tener la cabeza blanca y el rabo verde, de donde proviene otra expresión más peyorativa aún: viejo rabo verde. Sebastián de Covarrubias ya dijo en 1611: “Es el color de la yerba y de las plantas cuando están en su vigor… No dejar la lozanía de mozo habiendo entrado en edad… A los que siendo viejos tienen verdor de mozos, decimos ser como los puerros, que tienen la cabeza blanca y lo demás verde”.

Fue posteriormente a partir del siglo XVII cuando se le fue dando una connotación obscena, al término viejo verde, que tanto en italiano como en francés conserva su sentido favorable.

Aplicandose incluso en el siglo XIX a cuentos, chistes y representaciones de tono obsceno, lascivo y lujurioso.

Share Button

3 comentarios para “Viejo verde”

Deja un comentario

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud

Entradas recientes
Síguenos en facebook
Síguenos en Twitter